¡Volveremos a casarnos!

La situación excepcional que estamos viviendo todos ha hecho que tengamos que cambiar muchos de los planes que teníamos. Incluso algunos, bastantes, han tenido que posponer el día más bonito y especial de su vida, su boda. ¡Pero no os preocupéis! ¡Volveremos a casarnos! ¡Volveremos a celebrar!

Está claro y todos tenemos bastante asumido que nada será como antes. Seguramente las bodas no tendrán tantos besos y abrazos y no habrá tantos invitados pero volveremos a celebrar.

¿Ya nos podemos casar?

Según las informaciones que facilitan las autoridades en la fase 2 del plan de desescalada y camino hacia la nueva normalidad podremos empezar a celebrar eventos, siempre con unas medidas de seguridad y prevención necesarias.
En esta «fase 2» están permitidos los eventos al aire libre siempre y cuando sean menos de 400 invitados sentados y también se podrán celebrar ceremonias religiosas con un tercio del aforo total.

¿Y si mi boda está programado en junio?

De momento, los meses de abril y mayo no se ha podido celebrar bodas, pero ¿qué pasa si la celebración está prevista para el mes de junio? Pues estamos todos a la expectativa pero es muy probable que podamos empezar a celebrar ceremonias. Siempre y cuando sigamos las recomendaciones de seguridad.

Es indispensable contactar con los proveedores para tratar de encontrar el mejor encaje y si es el caso pactar nuevas fechas cuando sea necesario cambiarla.

¿Cómo será mi boda?

Pues inevitablemente deberá tener menos invitados de los que te gustaría. A parte, será necesario que se cumplan algunas recomendaciones a seguir a la perfección para evitar un nuevo rebrote.

  • Mantener el lugar de la boda bien ventilado o considerar la posibilidad de hacerla en el exterior.
  • Recordar a los invitados la necesidad de un comportamiento adecuado: como no compartir cubiertos, toser en el codo …
  • Proporcionar jabón, pañuelos y artículos de higiene.
  • Y evitar contacto físico, la prueba más difícil.

¿Cómo serán las bodas después del Coronavirus?

Pero no debemos olvidar que lo más importante de una boda es el «Sí, quiero», el compromiso, la manifestación del amor entre los integrantes de la pareja. Quizás cambiará un poco el concepto de «boda», más íntimo y con mucho más valor a las pequeñas cosas, los pequeños detalles.

Estos días de confinamiento algunas parejas han aprovechado para preparar sus propias invitaciones o los regalos para los invitados. Es una buena manera de hacer más especial el evento, y también de ahorrar.

Bodas en cuarentena

Con motivo de la pandemia, algunas parejas han decidido «casarse de forma virtual». El amor siempre es motivo de celebración y ni el coronavirus podrá con ello. En China una pareja se dio el «sí, quiero» a través de una boda en directo que se retransmitió por Internet y 3 millones de personas presenciaron el enlace,

En España, en Córdoba, tuvo lugar la primera «Coronaboda». Daniel e Inmaculada se dieron el «sí, quiero» a través de sus balcones. A estos novios no les faltó detalle y tampoco a sus vecinos, los invitados, que se vistieron de gala para acudir a la cita. El humor es algo que nunca perderemos …

No te deprimas si tu boda se ha visto afectado por el coronavirus. Cuando se pueda celebrar, que parece que será muy pronto, todo será más emotivo y habrá mucha más ilusión.

¡Desde Caserco os animamos para que no dejéis de tener ilusión para su gran día! Entre todos haremos posible que sea el mejor día de tu vida, aunque sea un poco diferente de lo que os habíais imaginado.