Tengo prevista mi boda este mes, ¿qué hago?

La Generalitat ha limitado a 6 personas las reuniones tanto el ámbito público como privado, pero esta medida no se aplica ni bodas ni a actos religiosos ni celebraciones. En este artículo, desde Caserco hemos querido profundizar un poco más en cómo pueden ser las celebraciones y bodas en época de pandemia.

Tranquilos, podéis casaros!

Sin duda que las medidas de prevención que se están actualizando constantemente nos están haciendo volver un poco locos a todos, pero esta vez puede estar tranquilos.

La nueva normativa de limitar a 6 las reuniones de personas tanto en el ámbito público como privado no se aplica a las bodas. ¡Así que no es necesario volver a cambiar la fecha! Esto, si, hay que tomar las máximas medidas de seguridad e higiene para que todo salga redondo.

Igual que vosotros muchas las parejas que os habéis visto afectadas por los cambios normativos en torno a la pandemia. Desde Caserco os apoyamos con todo lo que necesitéis, si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales.

Bodas, sí, pero diferentes

Sin duda, el sector de catering, eventos y sobre todo bodas viviremos cambios radicales. La pandemia está afectando a muchas parejas que se han visto forzadas a cambiar la fecha de su enlace incluso más de una vez. Pero no sólo eso sino que además también cambia la manera de celebrar el acto.

Para resolver algunas dudas hemos recogido en este artículo las medidas que propone tanto el Ministerio de Sanidad como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

  • Uso obligatorio de mascarilla siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad
  • Dispensadores de gel hidroalcohólico repartidos por diferentes espacios de la celebración
  • Se sustituye el cóctel y la barra libre para servicio de mesa
  • Aforo reducido tanto en espacios abiertos como cerrados
  • Mesas con un número máximo de 6 comensales

Antes del Coronavirus ya eran tendencia las bodas en espacios exteriores, con jardines y vistas impresionantes, pero ahora todavía son más convenientes. Los espacios al aire libre son más amplios y permiten facilitar el distanciamiento social.

En cuanto al número de invitados, evidentemente la situación hace reducir el número de comensales, ya no veremos bodas con 200 personas, aunque cada vez eran menos habituales también. Ahora se recomienda que las bodas sean más íntimas, por el bien de todos.

Sea como sea, las bodas y las celebraciones deben continuar haciéndose pero debemos poner nuestro granito de arena para que todo esté controlado y poder mantener el virus alejado de nuestras fiestas.

Fonts: Gencat i Crazylovehots